Ventajas de utilizar un ERP

Cuando una empresa está adquiriendo un Sistema de Gestión Empresarial, no solo adquiere un Software ERP más; está adquiriendo una herramienta para eficientar sus procesos y por ende, incrementar su rentabilidad.

Este tipo de herramientas, traen aparejados beneficios colaterales como son el ser más competitivo, ante un entorno empresarial muy peleado y complicado.

Por ello, es importante que se analicen las ventajas que obtiene una empresa cuando utiliza un ERP y tenga mejores elementos al momento de evaluar la posibilidad de hacer una inversión de este tipo para su organización.

Eficiencia Operativa

Al adquirir un ERP, lo primero que obtendrá será una mejora en sus procesos operativos, puesto que logrará conseguir una administración integral. Cuando el ERP funciona en condiciones normales, se logran unificar todos los procesos, logrando así armonizar y estandarizar los flujos de información dentro de todas las áreas de la compañía.

Esto mitiga el error al que muchas empresas se exponen cuando usan diferentes programas para múltiples procesos, creando riesgos innecesarios en la confección y consolidación de la información. Así mismo, obtendrá una optimización de aquellos procesos que sí generan valor y reducirán aquellos procesos obsoletos que no representan ninguna ventaja para la compañía, por lo que habrá una gradual reducción en los costos de operación y de soporte, para así transformarlos en acciones y decisiones que generen impacto dentro del negocio.

Mejora de comunicación entre las áreas de negocio

La comunicación es la piedra angular de la prosperidad de un negocio; en ella se centra, que todas las necesidades e ideas sean abarcadas, en aras de que sean capitalizadas en una acertada toma de decisiones.

Cuando se adquiere un ERP, se reducen de manera significativa los errores de comunicación que existen en las áreas, ya que, al estar la gestión empresarial unificada, indica que todas las áreas de la empresa cuentan con la misma información, por lo que agiliza la toma de decisiones y reduce los conflictos, reconciliaciones y otros, por datos diferentes que reposan en departamentos.

Por lo que, además, se logre a través de la misma información una estandarización del lenguaje empresarial, facilitando así las sinergias entre las áreas, maximizando así el uso del Sistema de Gestión Empresarial.

Seguridad en la información

Un Sistema ERP cuenta con una robusta estructura para el manejo de la información. En la mayoría de las veces, este tipo de sistemas permite realizar una alta personalización en los accesos, de acuerdo a los niveles jerárquicos de la compañía y sus respectivas áreas.

Esto, en función de que los empleados de una jerarquía menor, no tendrán acceso a información sensible que debe ser gestionada por funcionarios de mayor responsabilidad.

También, este tipo de sistemas posee protocolos de seguridad que resguardan y respaldan la información ante ataque de terceros, por lo que la compañía, podrá sentirse con la confianza absoluta de que su información no será atacada y manipulada de forma externa, dadas las situaciones actuales en materia de seguridad de la información.

Poder analizar la información en tiempo real

Esta, sin duda, es una de las grandes ventajas al adquirir un Sistema de Gestión Empresarial, muchos directivos siempre se han cuestionado la eficacia de sus sistemas de información, dado que cuando se adquiere la información con la que se tomarán las decisiones, esta tiene un bache de tiempo, es decir, la decisión que puede ser potencialmente tomada hubiese sido mejor si se hubiere dado con anterioridad.

Estos sistemas permiten que toda transacción que se realice quede almacenada en tiempo real, sin necesidad de realizar interfaces. Así entonces, quién toma la decisión, tendrá mayor tiempo para actuar con rapidez ante las dinámicas del mercado en el que opera.

Colaboradores más proactivos con la estrategia del negocio

La función principal de un ERP es que automatice y facilite aquellas labores que son operativas, permite que los colaboradores se sientan más involucrados con la estrategia del negocio por lo que podrán contar con objetivos que son más alcanzables y que repercuten positivamente en las empresas en su incesable búsqueda en la generación de valor.

El cliente final, el más beneficiado

Adquirir un ERP es dar un paso adelante en la sofisticación de los procesos para así aumentar el valor y la rentabilidad de la compañía. Para lograr mayores utilidades, se requieren mayores ventas y éstas se concentran en los clientes. Cuando todo el proceso de la cadena de valor se logra ejecutar con armonía dentro del Sistema de Gestión Empresarial, esto garantizará una notable mejora en los tiempos de respuesta para los clientes, generando así un impacto positivo desde el punto de vista financiero.

Lograr ejecutar análisis predictivos

Cuando todas las funciones de la compañía operan coordinadas y dentro de la misma lógica a través del Sistema de Gestión Empresarial, es más fácil poder realizar análisis de manera inferencial y no descriptiva, que es lo que diferencia a un Sistema de Gestión Empresarial: el Software Contable siempre está basado en lo que sucedió, pero no en lo que sucederá.

A través de una correcta utilización de los datos dentro de la compañía a través de la utilización de un ERP, se abre la posibilidad de que la compañía pueda anticiparse a las tendencias vinientes y así mismo tomar decisiones proactivas antes de tiempo.

Ahora toma la decisión correcta y comienza a migrar tu operación hoy mismo.

Prohibida la reproducción parcial o total. Todos los derechos reservados. Quezada Fernandez, S.C. El contenido del presente artículo no constituye una consulta particular y por lo tanto Quezada Fernandez, S.C., sus miembros y/o sus autores, no asumen responsabilidad alguna de la interpretación o aplicación que el usuario le pueda dar. Este Blog no constituye una plataforma de consulta para los usuarios del mismo, por lo que, cualquier persona es libre de reflejar su opinión.

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments