El CFDI de complemento de recepción de pagos. ¿Obligatorio?

El 1ro de septiembre de 2018, entró de lleno en vigor, la obligación de emitir un comprobante fiscal por internet[1], por cada uno de los pagos que se reciban de parte de los clientes, cuando la operación se haya pactado a crédito.

Ante ello, después de que ya han pasado tres años, nos preguntamos ¿sigue vigente esa disposición? ¿Qué tan importante es su cumplimiento? Hago este planteamiento porque actualmente prevalecen muchos proveedores que se niegan a emitir a sus clientes el CFDI de complemento para recepción de pagos, por toda la cobranza que ellos reciben en transacciones pactadas a crédito. Esta negativa obedece muchas de las veces por la poca importancia que se le pone al asunto de parte de los mismos clientes y no exigen de una manera contundente a su proveedor el comprobante correspondiente.

Marco Legal.

La norma menciona que cuando las leyes fiscales establezcan la obligación de expedir comprobantes por los actos o actividades que realicen[2], por los ingresos que se perciban[3] o por las retenciones de contribuciones que se efectúen[4], los contribuyentes deberán emitirlos mediante documentos digitales a través de la página de internet del SAT. De la misma manera, se establece la obligación de exigir el comprobante a las personas que sean los clientes de estos proveedores.

Ahora bien, tal y como lo precisamos al proemio de este análisis, en el caso de que la operación se haya pactado para ser cubierta a plazos o de manera diferida, se emitirá un comprobante fiscal digital por Internet por el valor total de la operación en el momento en que ésta se realice y se expedirá un comprobante fiscal digital por Internet por cada uno del resto de los pagos que se reciban[5].

La Resolución Miscelánea Fiscal para 2021[6] reitera que cuando las contraprestaciones no se paguen en una sola exhibición, se emitirá un CFDI por el valor total de la operación en el momento en que esta se realice y posteriormente se expedirá un CFDI por cada uno de los pagos que se reciban, en el que se deberá señalar ”cero” en el campo ”Total”, sin registrar dato alguno en los campos ”método de pago” y ”forma de pago”, debiendo incorporar al mismo el ”Complemento para recepción de pagos” publicado en el Portal del SAT.

Las deducciones autorizadas por la ley del ISR, para que sean deducibles deben de cumplir una serie de requisitos; uno de ellos es el que estén amparadas con un comprobante fiscal[7]. Habida cuenta, el cliente que lleva a cabo una transacción con un proveedor, debe obtener de él, cuando celebre una operación a crédito, una primera factura (CFDI) por la operación total, y varios CFDI’s posteriores, dependiendo el número de pagos que le haga a su proveedor. El emisor (proveedor) se encuentre obligado a entregar estos comprobantes fiscales a su cliente.

El cliente, al no contar con estos comprobantes (CFDI de Ingresos y CFDI de complemento de recepción de pagos) no podría deducir el valor de la compra, inversión, gasto o servicio, etc., de que se trate.

Comentario final.

Vemos con preocupación, que después de tres años de la reforma, se le ha prestado muy poca atención a esta situación y los dueños de las empresas preocupados por vender, no han advertido los riesgos que esto les acarreará en el futuro. Nuevamente dejamos en manos de personal inexperto esta delicada tarea, y muchas de las veces el departamento contable o de administración no pone énfasis en el asunto y cuando tenemos encima al SAT ya es demasiado tarde.

Por ahora, no se ha sentido la mano dura del SAT en este asunto, pero más que nada, siento que ha sido porque el mismo SAT está ocupado fiscalizando ejercicios que se le están venciendo (cinco años) como son los de 2016 y 2017. Cuando toque 2018 y sobre todo 2019, que fue cuando entró de lleno la reforma, ahí los quiero ver.

Nuestra recomendación, es, poner atención a lo sencillo, para evitar problemas complejos en el futuro.


[1] Art. 29-A, fracción VII, inciso b). CFF

[2] Art. 32, fracción III, LIVA

[3] Art. 76, fracción II, LISR.

[4] Art. 99, fracción III, LISR, entre otros.

[5] Art. 29-A, fracción VII, inciso b). CFF

[6] Regla 2.7.1.35 RMF 2021

[7] Art. 27, fracción III, de la LISR

Prohibida la reproducción parcial o total. Todos los derechos reservados. Quezada Fernandez, S.C. El contenido del presente artículo no constituye una consulta particular y por lo tanto Quezada Fernandez, S.C., sus miembros y/o sus autores, no asumen responsabilidad alguna de la interpretación o aplicación que el usuario le pueda dar. Este Blog no constituye una plataforma de consulta para los usuarios del mismo, por lo que, cualquier persona es libre de reflejar su opinión.

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments