¿Cuándo se considera pago espontáneo?

El Artículo 73 del Código Fiscal de la Federación (CFF) señala que no se impondrán multas cuando se cumplan en forma espontánea las obligaciones fiscales fuera de los plazos señalados por las disposiciones fiscales o cuando se hubiese incurrido en infracción a causa de fuerza mayor o de caso fortuito. En ese sentido, es meritorio identificar cuándo son los casos en que no hay cumplimiento espontáneo.

Se considera que el cumplimiento no es espontáneo en el caso de que, la omisión:

  1. Sea descubierta por las autoridades fiscales.
  2. Haya sido corregida por el contribuyente después de que las autoridades fiscales hubieren notificado una orden de visita domiciliaria, o haya mediado requerimiento o cualquier otra gestión notificada por las mismas, tendientes a la comprobación del cumplimiento de disposiciones fiscales.
  3. Haya sido subsanada por el contribuyente con posterioridad a los diez días siguientes a la presentación del dictamen de los estados financieros de dicho contribuyente formulado por contador público ante el Servicio de Administración Tributaria, respecto de aquellas contribuciones omitidas que hubieren sido observadas en el dictamen.

Debe tomarse en cuenta la fecha de notificación, no su emisión

En la tesis “VI.A.48 A”, indica que “debe concluirse que es espontáneo el cumplimiento de la obligación fiscal si se efectúa con antelación a la notificación del requerimiento correspondiente”.

Esto en el sentido de que para determinar el plazo establecido en la ley por el cual se determina si el cumplimiento es o no espontáneo, se tomará la fecha en que se dio la notificación y “no el de la fecha de emisión anotada en el oficio respectivo, en virtud de que la notificación es el acto mediante el cual se da publicidad a las resoluciones de la autoridad y, por ello, es a partir del instante en que ésta se efectúa en que el acto de la autoridad hacendaria surte efectos frente al particular, pues desde ese momento el contribuyente tiene pleno conocimiento de su existencia”.

Deja de ser espontáneo aún cuando la notificación no haya surtido efectos

Debe atenderse que la regla señala que deja de ser espontáneo el cumplimiento cuando “se hubiera notificado una orden de visita domiciliaria o haya mediado requerimiento o cualquier otra gestión notificada”. Al respecto, la Ley no señala que sea necesario que surta efectos la notificación. Por ende, aún cuando no surta efectos la notificación, el cumplimiento del contribuyente de forma extemporánea deja de ser espontáneo.

Lo anterior se confirma con la tesis aislada “VI.3o.A.324 A” donde señala que la corrección del contribuyente tras darse por enterado por una notificación “no responde a su libre albedrío (del contribuyente), sino a la coacción de la autoridad, sin que obste que al momento de atenderse la obligación omitida aún no haya surtido efectos la notificación de la indicada determinación, porque ese aspecto es irrelevante en el caso particular”.

En contraste, la tesis VI-TASR-XXXVII-82 indica que “si el pago (omitido) se efectuó un día anterior de la fecha en que surtió efectos la notificación de la resolución impugnada, es que deba concluirse espontáneo el cumplimiento realizado por la actora respecto de las citadas obligaciones”.

Notificación que queda sin efectos: da pie a cumplimiento espontáneo

De acuerdo con el Criterio Normativo 17/CFF/N “Declaración de nulidad lisa y llana o la revocación de la resolución correspondiente no desvirtúa el cumplimiento espontáneo”, si el contribuyente cumple con una obligación omitida después de que una orden de visita domiciliaria, requerimiento o cualquier gestión quede sin efectos con motivo de una resolución emitida por la autoridad competente al resolver un recurso administrativo, o con motivo de una sentencia emitida por el Tribunal competente, se considerará que su cumplimiento fue espontáneo. Lo anterior será cierto siempre que la autoridad no haya notificado una nueva orden de visita, requerimiento o realice gestión tendiente a verificar el cumplimiento de las obligaciones fiscales del contribuyente.

Sin embargo, si se reconoció ante la autoridad o ante el tribunal la legalidad de la notificación, su cumplimiento posterior no será considerado espontáneo.

Presentación y pago de la declaración

Entonces, mientras la autoridad no notifique el requerimiento de la declaración omitida, el contribuyente puede subsanar la omisión espontáneamente para evitar multas e infracciones. Pero ¿solo basta con la presentación de la declaración o esta debe estar pagada?

La autoridad argumenta que la declaración debe estar pagada en términos del artículo 81, fracciones III y IV del CFF, en virtud de que estas fracciones hacen alusión a la obligación de pago; aunque las multas por obligación de pago y la de la omisión de la declaración son diferentes. De esta forma, en caso de que se notifique un requerimiento exclusivamente por la omisión de la declaración, y si esta se presentó espontáneamente, no procede la multa, ello independientemente de que el pago de la declaración se haga posterior a la notificación del requerimiento, siempre y cuando dicho entero se efectúe a más tardar en el término previsto en la misma declaración.

Prohibida la reproducción parcial o total. Todos los derechos reservados. Quezada Fernandez, S.C. El contenido del presente artículo no constituye una consulta particular y por lo tanto Quezada Fernandez, S.C., sus miembros y/o sus autores, no asumen responsabilidad alguna de la interpretación o aplicación que el usuario le pueda dar. Este Blog no constituye una plataforma de consulta para los usuarios del mismo, por lo que, cualquier persona es libre de reflejar su opinión.

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments